¡Bailate un tango, Ricardo!

 

Sí, Ricardo Güiraldes tiene un tango. Y muy pegadizo.

Esta es la letra:

Le saco orilla a mi vida para arrimarla a tu muerte.
Total la vida es la suerte que se da por el retardo
medio haragán de la muerte, y yo estoy ya que me ardo
por gritarte fuerte, fuerte, ¡bailate un tango, Ricardo!

Ricardo Güiraldes baila y el ángel del recuerdo lo acompaña,
se manda una medialuna y un intenso puente macho
rubricando Buenos Aires de arrabal con Pampa y tango.

¡Bailate un tango, Ricardo! ¡Miralo a quien te lo grita!
pues no es ninguna pavada… Ese muchacho es el bardo,
el de la Crencha Engrasada… De la Púa ahora te invita
¡bailate un tango, Ricardo!

¡Ricardo Güiraldes baila saliéndose de la vida…
Al bailar lleva dormida, como antaño a las mujeres,
a la muerte que murmura perdida en el entresueño,
¡bailate un tango, Ricardo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s