Atahualpa y Edith Piaff

CARTEL

Atahualpa Yupanqui, cantante, guitarrista, poeta y escritor argentino había llegado a París después de hacer una gira por la Europa comunista de la época y vivía en unas condiciones miserables, cuando nos cuenta que, en casa de un amigo poeta: Toqué la guitarra, después de cenar y allí estaba una señora muy famosa. Me escuchó y me preguntó dónde trabajaba. –En ningún lado, -le contesté.  –Vengo a mirar y me vuelvo a mi tierra. –No, me dijo, tú no puedes irte sin que te escuche París.

Esa señora era Edith Piaff, estaba en la cima de su carrera artística y le cedió un puesto de honor en varias de sus actuaciones: Extraordinario honor, que no lo olvidaré ni lo podré pagar jamás. Tras esto se le abrieron las puertas de Europa.

Atahualpa acabó estableciéndose en París desde donde viajaba a su tierra con frecuencia. El gobierno de Francia lo condecoró en 1986 como Caballero de la Orden de las Artes y las Letras. Murió en este país en 1992, desde donde, de manera similar a lo que ocurrió con Ricardo Güiraldes, sus cenizas volvieron a su Argentina natal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s